Gestión integral de unifomidad

Consiste en el alquiler + lavado + control de trazabilidad + distribución de la uniformidad en taquillas del cliente.
Previo a la elaboración de una oferta, se realiza un estudio de  las prendas susceptibles de ser procesadas y asegura el cumplimiento de las normativas propias de cada sector.
La línea de Uniformidad ha implementado en sus plantas un sistema de control logístico que unido a la identificación de las prendas una a una, permite una mejor gestión y control de la trazabilidad de las prendas.

Las formas de identificar las prendas más frecuentes y para las que estamos preparados actualmente son los chips RFID y las etiquetas “tags” de poliamida.

 

 

  • Los chips son del tamaño de una lenteja y se incorporan a las prendas sin que el usuario lo perciba ni le incomode en el desarrollo de su puesto de trabajo. En ellos se puede almacenar la información relativa a la prenda (año de fabricación, proceso de lavado adecuado, fecha del último lavado…etc) y a la persona que los usa (nombre, apellidos, centro de trabajo, número de taquilla…etc).
  • Las etiquetas “tags” de poliamida son textiles donde se puede acumular información de la prenda y del usuario mediante un código de barras, palabras o ambas cosas.

Para facilitar el control de entrega y reparto de uniformes a los trabajadores, se establecen soluciones a la carta para cada cliente  aportando la entrega en taquillas personalizadas, entrega a través de máquinas  expendedoras colocadas en las instalaciones del cliente, repartidas con apoyo de personal  propio en las instalaciones del cliente…
 

 

Español